Entrevista a Carlos Pérez Somarriba

El proyecto de Madrid ELF Team, el equipo de la capital que a partir de 2024 participará en la European League of Football (la ‘Champions League’ del fútbol americano europeo), va cogiendo forma.

El ambicioso proyecto, sacado desde cero, anunció este martes al que, sin duda, será uno de sus principales pilares: Carlos Pérez-Somarriba. Este madrileño de 39 años lleva más de dos décadas vinculado al fútbol americano de España, primero como jugador y más tarde en los despachos (casi siempre en Las Rozas Black Demons), y ahora cumplirá con la tarea de director deportivo de un equipo que aspira a hacer grandes cosas.

Pérez-Somarriba atiende a AS en exclusiva para desgranar todo lo que todavía se desconoce de un programa que apunta a llevar al fútbol americano nacional a una nueva dimensión.

Pregunta: ¿Cómo acaba usted llegando a este proyecto?

Respuesta: Empecé jugando al fútbol americano en Las Rozas, por el año 2003. Jugué un año en Italia, aprovechando que estaba de Erasmus, y pude jugar profesionalmente. Por un par de lesiones de gravedad decidí dejar de jugar y me dediqué a entrenar. Estuve haciendo eso unos cinco años, y hará unos siete años que me ofrecieron llevar la dirección deportiva de Black Demons. El objetivo era crear y desarrollar un programa deportivo. Lo dejé en 2021 por temas personales, lo dejé muy encaminado y la gente que vino detrás lo ha hecho muy bien.

El proyecto de Madrid empieza por un fondo de inversión, es un family office liderado por dos hermanos, Jaime y Gonzalo Martín, que son los que meten a una empresa potente dentro de la parte de gestión deportiva y sponsoring, YouFirst. Y, desde esta última, contactan con Black Demons como equipo con el que empezar a crear la parte deportiva como tercer pilar. El presidente de Black Demons me pide involucrarme dentro del proyecto, y así empezamos. Esto fue hace algo más de un año, el proyecto tiene casi dos.

¿Qué fue lo primero que se le asignó entonces?

Hacer un planteamiento deportivo. Primero se quería que un equipo como Black Demons se metiese en la competición (la ELF), pero les dijimos que no tenía sentido porque necesitamos a todos los mejores jugadores a nivel nacional, de los mejores clubes. Entonces creamos el proyecto deportivo y un programa deportivo. La palabra programa es muy importante en el fútbol americano, porque llevan dentro una cultura, un lenguaje y una visión. Ahí empezamos a contactar con todos los equipos de Serie A (la máxima categoría de la Liga Nacional de Fútbol Americano). Nuestra máxima siempre ha sido que estos equipos no deberían verse afectados si sucede cualquier cosa en la franquicia.

Venimos a construir, no a destruir, y tenemos que aportar al fútbol nacional. Hablamos con la mayoría de equipos, ahora estamos con la ronda de los catalanes, que nos faltan dos. Lo que queremos es crear junto con ellos el proyecto deportivo, trabajar de la mano porque son ellos los que desarrollan a los jugadores nacionales.

“Venimos a construir, no a destruir, y tenemos que aportar al fútbol nacional”

¿Y por qué en Madrid?

Madrid es una ciudad muy reconocida a nivel mundial en cuanto a deporte. De aquí han salido grandes deportistas de muchas categorías. Y también se está haciendo un gran esfuerzo en lo que se refiere a marketing, instalaciones deportivas… Creemos que Madrid tiene todo lo necesario para que una franquicia de este tipo pueda crecer. Es una ciudad muy centralizada, no es muy dispersa, casi todo pasa en el centro. Y lo que no pasa en el centro todo está a casi 20 minutos. Y creemos que eso también va a ayudar mucho a la hora de crear impacto. Madrid está abrazando mucho todo tipo de inversiones en proyectos deportivos que no son comunes.

El fútbol americano no deja de ser un deporte EMERGENTE a día de hoy, y este tipo de deportes son muy atractivos para el madrileño, que experimenta y explora otras opciones que no son el fútbol. Es un deporte que es muy atractivo, con mucho espectáculo y muy visible. Sabemos que, una vez conoces el fútbol americano, te enganchas a él. Tenemos que llegar a mucha gente y enseñar por qué engancha.
Es un proyecto que habla abiertamente de que el objetivo es llegar a lo más alto.

¿Cuánto se puede tardar en llegar hasta ahí?

Es un proceso. Un equipo de fútbol americano no es uno de la NBA, que cambias el quinteto y a lo mejor te funciona. Aquí necesitas que se establezcan una serie de pilares básicos dentro del programa, tanto en la parte de entrenadores como en otras de conocimientos, entrenamientos, jugadas, metodología, cultura…

Todo eso lleva un tiempo. No tenemos marcado un tiempo concreto, pero lo que sí sabemos es que queremos ganar el campeonato a futuro. Por supuesto que el primer año habrá una serie de aprendizajes para llegar a ello. La idea es implementar un programa deportivo, y con esa visión estamos trabajando sobre la confección de la plantilla.

¿Será una especie de reunión de todo el talento nacional?

El primer punto es que queremos trabajar con los equipos de la Serie A de la mano, que sean ellos los que nos propongan quiénes son sus mejores jugadores para el equipo. Segundo, traer al mayor y mejor número de talento nacional que está jugando fuera de España, porque son varios los jugadores que están en franquicias de ligas europeas potentes. Este talento lo queremos traer. Y también haremos una national combine en invierno, en la que todos los jugadores se podrán inscribir para enseñar a los entrenadores su talento y ahí también tener una posibilidad de entrar en el equipo.

La normativa de la ELF a la hora de hacer una plantilla es estricta. Podemos tener 55 jugadores locales, o nacionales, y 10 extranjeros. De estos últimos, seis son europeos y cuatro son los considerados importados (estadounidenses, mexicanos o canadienses). En la ELF hay una normativa distinta, y es que determina si el primer año de tu ficha federativa ha sido en el país de origen. Si tú por primera vez jugaste en Estados Unidos, aunque luego jugases toda tu carrera en España, tú eres considerado un jugador estadounidense.

Esto se hace para el desarrollo de jugadores, lo que se quiere potenciar es que desarrolles jugadores en las ligas locales, y que sea en tu liga en la que empiecen a jugar.

¿Qué plan tienen con el gasto de dinero?

La ELF tiene unas normas en las que hay un límite salarial, como en la NFL. Dentro de ese límite, tú tienes un dinero para invertir en la plantilla. Está muy estipulado si es para jugadores nacionales o extranjeros. Se quiere buscar la igualdad dentro de la liga a nivel de inversiones. No que el que más tenga pueda invertir más. En la parte deportiva todos deberíamos estar en las mismas condiciones. La diferencia se creará en todo lo que construyas alrededor, como los entrenadores. Hay que intentar ser competitivos.

¿Qué orden está siguiendo para crear la plantilla?

La primera pieza de todo el puzle es el cuerpo técnico. Es algo fundamental para el programa. El plantel de entrenadores es el arma más importante que vamos a tener en el equipo después de los jugadores, por supuesto. Pero el jugador español está deseoso de aprender, de tener mayor conocimiento de fútbol americano y de poder crecer como deportista. Nuestra idea es proporcionar ese programa.

Los entrenadores nos permiten crear un centro de desarrollo élite que permita a los
jugadores subir al siguiente nivel. El cuerpo técnico es el que tiene la última palabra a la hora de reclutar jugadores, es el que va a elegir tanto a los españoles como a los extranjeros. Dentro de la estructura deportiva tenemos dos personas de scouting que proponen perfiles, y esos son evaluados por los entrenadores, que deciden. Hay entrevistas personales, una o varias dependiendo del jugador, y en función de eso se toma una decisión contractual.

¿En qué punto están de la búsqueda de entrenadores?

Empezamos el proceso de reclutamiento en mayo. Ahora mismo estamos en una fase intermedia-final, en la que estamos llegando con los últimos candidatos propuestos. Hemos tenido mucha suerte, estamos muy contentos porque hemos tenido una muy buena acogida a nivel de aplicaciones para el puesto. Creemos que, en breve, a mediados de septiembre como tarde, tendremos a todo el cuerpo técnico contratado.

¿El equipo tendrá cantera o se nutrirá de las de los equipos de Serie A?

Su cantera serán los equipos de Serie A. La idea de nuestra franquicia es que a toda la gente que venga a vivir la experiencia y pregunte cómo puede involucrarse en este deporte se le proporcionarán los contactos de los directores deportivos de todos los equipos de la ciudad. El objetivo principal es que los jugadores se desarrollen en los equipos de Serie A. Y, cuando hayan adquirido los conocimientos que se necesitan para estar en la ELF, se desarrollarán a nivel élite dentro de la franquicia. Ese es el flujo que vamos a tener.

Nosotros no tendremos equipo júnior, pero sí que ayudaremos y desarrollaremos un programa deportivo para intentar elevar el nivel del fútbol americano en España. Durante el año haremos unos clinics con jugadores o entrenadores.

¿Esa ayuda a equipos también será económica o de facilitar personal?

Se están barajando una serie de opciones y se están comentando internamente con algunos equipos. Pero llevarán parte de retribuciones, seguramente a futuro, y también una parte de ayuda a la hora de formar a su propio cuerpo técnico. La idea es involucrar a entrenadores nacionales dentro de la estructura, por supuesto.

Al final, el objetivo es incrementar el nivel del fútbol americano en España, y para eso necesitamos que todo el mundo suba el nivel. Nosotros intentaremos ayudar en todo lo posible a los equipos.

Madrid ahora domina la Serie A. ¿Se centrarán más en los jugadores de la zona?

Se está abierto a todo tipo de talento. Buscamos los 55 mejores jugadores de España. Tenemos que trabajar muy de la mano con los equipos de Madrid, lógicamente. En los dos últimos años, la final de la Serie A la han jugado dos equipos madrileños. Si han llegado a esas finales será por algo, están llenos de talento. Pero nosotros estamos en contacto con todos los demás equipos, no nos cerramos y queremos reclutar el mayor talento posible. Al buscar los 55 mejores de España, se competirá con los Barcelona Dragons entonces.

Nuestra visión sobre ellos es que queremos unos Dragons lo más fuertes posible también. Es bueno para el fútbol americano en España, bueno para la ELF y bueno para el espectáculo. Al final, un partido al año o dos entre Barcelona Dragons y nuestra franquicia puede ser muy atractivo para el espectador. Creemos que ahí se puede crear una gran base de aficionados. Cada uno trabajará a nivel deportivo en ser mejores, no deja de ser el objetivo, pero a nivel franquicias se quiere trabajar en conjunto a futuro. Nosotros miramos a lo nuestro, que ya suficiente tenemos.

Queremos proporcionar a los jugadores la mejor de las experiencias, esa es la idea principal.

Dentro de la franquicia hay varios departamentos, algunos como el de operaciones, que tienen el objetivo de proporcionar varias herramientas para que la experiencia de cualquier jugador sea muy positiva. Ahí es donde ponemos al jugador en el centro, es importante valorarlo como se merece y vamos a trabajar en esa dirección. No dejan de ser los embajadores de nuestra marca. Sabemos que al principio tendremos que mejorar y lo haremos, pero tenemos una visión clara de donde queremos estar y seguiremos ese proceso.

Una gran tarea imagino que será la de hacer llegar el fútbol americano a quien no lo conozca.
Hay dos vías de comunicación claras. Está el consumidor más especialista, que es el que a día de hoy consume fútbol americano. Y creo que dentro de esta propia vía hay dos distintos: el consumidor de NFL y el de football nacional y otras ligas. Se les tiene que abordar de otra forma a nivel lenguaje, es un consumidor mucho más maduro y entiende mejor el deporte. Luego está la otra parte, que es un porcentaje mucho mayor actualmente, y son los que no conocen el deporte.

Es una vía de comunicación que vamos a potenciar. Madrid es la tercera ciudad en cuanto a población de Europa, y tiene una base muy grande para atraer consumidores que se interesen por este deporte. Las expectativas son bastante realistas para los próximos años, que eso es importante. Es un proceso de construcción que está muy establecido.

¿Qué se sabe del estadio en el que se jugará, instalaciones de entrenamiento y demás?

La parte de las instalaciones para entrenar está casi resuelta al 100%, se hará una comunicación oficial más adelante. En cuanto al estadio, tenemos varias opciones. Las negociaciones están bien encaminadas, creemos que, sobre el mes de octubre más o menos, lo podemos comunicar. Se está trabajando muy duro desde hace meses en esta línea. Las instalaciones de entrenamiento creemos que serán de las mejores que hay en la ELF, y eso que las hay muy potentes. Para el estadio se están buscando recintos de gran capacidad. Los equipos de la liga meten sobre 5.000 personas.

Nuestro primer objetivo es tener una base de aficionados e ir construyéndola. El objetivo es que, si el estadio no está en Madrid centro, que sería nuestro ideal, que esté lo más cerca a Madrid, a unos 15 minutos en coche. Hay varias opciones, Madrid es una gran ciudad en este sentido con muchos estadios, se están valorando.

Miami Dolphins y Chicago Bears tienen sus ojos puestos en España. ¿Lo aprovechará su equipo?

Sí es verdad que va a ayudar y mucho. Estamos en contacto con uno de los equipos, y su plan de expansión hacia España va poco a poco pero en una buena dirección. Ellos también lo tienen como un proceso para ir entrando en el país. Y Madrid, por supuesto, es una de sus ciudades foco. La idea con ellos es ir trabajando de la mano, que en el futuro seamos uno de sus puntos de referencia, y construir juntos si nos necesitan su llegada. Estamos en conversación con ellos y creemos que se irán viendo cada vez más cositas de la NFL en Madrid.

De cara a su temporada de debut en 2024, ¿qué firmaría el director deportivo del equipo?

Yo terminaría contento habiendo instalado un programa deportivo, con entrenadores asentados de gran nivel y con una cultura de entrenamiento y de conocimiento del juego muy alta. Sé que si hacemos las cosas como debemos los resultados van a llegar. Crear ese programa élite es mi gran objetivo, que creemos un centro de alto rendimiento en el que cualquier jugador nacional se pueda desarrollar y evolucionar. Y, ojalá a futuro, algunos de ellos acaben en grandes ligas americanas.

Other Articles

El equipo